El concejal Henry Peláez propone soluciones para combatir el flagelo de los ‘gota a gota’

El llamado ‘gota a gota’ es una práctica que se genera en Santiago de Cali, y en todo el país, hace más de 20 años, en el que las personas prestan dinero con particulares con unos intereses que por lo general rayan con la usura. Además del alto costo en las cuotas mensuales que se deben pagar, esta práctica ilegal está generando un problema social de violencia, delincuencia, hurtos y hasta asesinatos, pues cuando los deudores se ven imposibilitados en pagar las altas cuotas, los cobradores comienzan a ejercer presión hasta psicológica que ha llevado a muchos al suicidio.

Para el concejal Henry Peláez, quienes acuden a esta modalidad lo hacen lógicamente por necesidad, pero también por desconocimiento de las posibilidades que tienen en el sistema financiero o por la incapacidad que tienen de acudir a la banca por falta de capacidad de pago. “Sin duda todo lo que conlleva al ‘gota a gota’ es un problema social en el que  las autoridades se han visto en dificultad para detener la ola de violencia que esto genera, ya que no se judicializa esta modalidad de préstamo, lo que impide cortar el problema de raíz”, comento el concejal.

Para el concejal, urge tener soluciones tempranas que estén encaminadas en la parte educativa. “Tenemos que educar financieramente a los caleños y caleñas para que tengan un buen hábito de gasto y ahorro.  Debemos enseñarle a nuestros emprendedores a apalancar sus negocios y mostrarles todas las posibilidades que tienen en la banca, como los microcréditos y otras formas de financiamiento legales”. Otro aspecto importante que resalta Henry Peláez, es que los equeños empresarios deben tener la oportunidad de emprender sin que esto les genere cargas impositivas que nos les permiten legalizarse y acceder a posibles créditos financieros. El municipio debería propender porque el impuesto de industria y comercio no aplique para las personas que tengan ingresos anuales por debajo de los 80 millones de pesos, de tal manera de que las personas puedan estar en la legalidad teniendo una actividad comercial sin tener esa carga impositiva que ó le permiten soñar ó crecer dentro de sus emprendimientos.”

Otra de las opciones que propone el concejal para combatir el flagelo de los ‘gota a gota’ es la de crear una banca de segundo piso, en la que se puedan generar préstamos a bajo interés. “El Municipio tiene que generar este espacio con la creación de un proyecto a través de la Secretaría de Fomento y Desarrollo generar la banca que le permita a los emprendedores tener microcréditos. El Municipio debe generar espacios de subsidios para los emprendedores y se deben seguir promoviendo los pequeños trabajos que se hacen en las comunas como los ‘bancomunales’, que es un sistema que permite que la gente se reúna cooperativamente en pequeña escala y puedan ayudarse unos a otros para poder tener recursos para el apalancamiento de sus negocios o de sus necesidades familiares”.

#VotáPorVosU2

Deja un comentario